El Lector de Pantalla: una voz a favor del Internet sin barreras

El Lector de Pantalla: una voz a favor del Internet sin barreras.

¿Recordáis cuando os dije que en este nuevo año de Letras  A Ciegas podríais elegir el tema de las entradas? ¿Que bastaba con pensar en lo que os gustaría saber y luego animaros a plantearme la duda? ¡Pues ya hay un primer tema: ¡el Lector de Pantalla! Y todo gracias a la primera pregunta del primer valiente (¡¡Ugaitz!!). Vayamos allá.

Tengo una gran curiosidad cómo haces para escribir este blog, para encontrar y pulsar al botón de Publicar, para seleccionar o entender un emoji… Básicamente, acciones que los que no somos ciegos ni nos paramos a pensar, pero, que para los que tenéis esta discapacidad puede suponer un gran reto. Me parece muy interesante.

Antes era una utopía… ahora es una sonora posibilidad.

Manejar un ordenador sin ver, o viendo muy poco, es una actividad que muchos invidentes hacen día sí y día también, siendo, para algunos, hasta pan comido.

La pregunta del millón es, ¿cómo? Y la respuesta más simple es: con un Lector de Pantalla, cómo no. Pero claro, la cuestión es entender, exactamente, qué es un Screen Readers o, para que nos entendamos mejor…

¿Qué es un Lector de Pantalla?

Podría decirse que es una aplicación tiflotecnológíca, tecnología asistida a invidentes, un software que permite la utilización del sistema operativo y las distintas aplicaciones por parte de las personas con problemas visuales, y lo hace mediante el empleo de un sintetizador de voz que tanto identifica como lee y verbaliza lo que se visualiza en la pantalla, de un modo sonoro o en braille… y esa sería, puff, la definición más técnica y enrevesada y aburrida de todas.

Para que lo entendáis de otro modo, digamos que un Lector de Pantalla es la más y mejor ayuda de voz que un ciego o una persona con graves problemas de vista tiene a la hora de usar su ordenador o móvil o Tablet y hacerlo de un modo independiente. ¿Por qué? porque el Lector de Pantalla lee todo lo que pulula por la pantalla, de ahí su brillante nombre, jeje, textualizando en voz alta tanto letras como números, documentos y enlaces, pestañas y ventanas, formularios y etiquetas… convirtiendo en accesible ese ordenador o móvil o Tablet o dispositivo informático en cuestión, permitiendo así que los usuarios ciegos mantengan intacta su privacidad y autonomía.

¡Los Screen Readers en inglés o Lector de Pantalla en español son los reyes de los chivatos!

Vaya, para qué mentir, auténticos soplones de campeonato, porque nos leen de pe a pa todo lo que tenemos delante y que nuestros ojos no pueden captar. Es como tener un audiolibro pero centrado en los detalles de la pantalla, e instalado ahí con el fin de soplarnos todo, absolutamente todo, abreviaciones y siglas y faltas de ortografía incluidas.

¡¡¡Cóóóóómo es eso!!! Porque nos lo lee tal cual lo ve escrito. Si hay una «hl» no lee hola», que es lo que generalmente significa esa abreviación; lo lee igual, «h» y «l», y que sea el usuario quien interprete lo que significan esas letras. Hay algunas siglas que sí puede interpretar, pero son las más conocidas, mundialmente, como EEUU, por ejemplo,  que verbaliza como Estados Unidos y no como «E.E.U.U». No, no traduce e interpreta todas las siglas mundialmente conocidas, aunque todas las que traduce e interpreta sí son mundialmente conocidas.

¿Cuáles son las ventajas de un Lector de Pantalla?

Gracias a los Lectores de Pantalla podemos interactuar con nuestro dispositivo. Abrir los diferentes menús, ir a directorios, escribir y leer, seleccionar y copiar y pegar y hacer todas esas movidas de archivos de texto que ya sabéis. Podemos navegar por Internet, elegir qué enlace nos interesa en los resultados del buscador que estemos usando, sea cual sea éste, agregar favoritos, redactar o escuchar un correo, leer y también enviar emoticonos, avanzar o retroceder en una lista de reproducción, incluso avanzar o retroceder dentro de una canción o vídeo.

¿Hay algo que un Lector de Pantalla no puede leer?

Del chivatazo de este soplón número uno solo se libran los gráficos y las fotos, y es que… ¿cómo textualizar una imagen? ¡Exacto! ¡Imposible! Una imagen es una imagen, no se puede leer, solo ver; para enterarnos de lo que aparece en ella haría falta una descripción, lo que un Lector de Pantalla no hace jamás de los jamases porque, como ya he dicho, se limita a leer y textualizar, no a interpretar.

Si esa imagen tiene pie de foto… ¡estamos de enhorabuena! porque entonces sí que nos enteramos de qué hay pintado por ahí; pero un pie de foto es una frase que titula la foto o una línea que detalla brevemente la imagen, como ya sabéis. Dicho de otro modo, un pie de foto es texto, y he ahí el quid, «texto». Por eso podemos usar los emoticonos del móvil, porque traen incorporados una corta descripción de tres o cinco palabras, a lo sumo; es decir, que son imágenes transformadas en texto.

Así, acompañamos los mensajes con, textualmente, una «cara sonriente», una «cara con los ojos en forma de corazón», una «cara de decepción», una «cara de gato feliz», una «cara sacando la lengua» y hasta con un «montoncito de excremento sonriente», y un largo listín a elegir según lo que quieras expresar.

Y por eso, también, es muy importante que siempre intentéis poner un pie de foto a vuestras imágenes cuando las subáis a vuestras webs (si es que tenéis) porque resulta más accesible, y todo a cambio de una sola línea o frase. ¡Más sencillo no puede ser!

¿Cómo funciona un Lector de Pantalla?

Cada Lector de Pantalla tiene su abreviación de teclas o, en el caso de los dispositivos móviles, sus comandos predeterminados a una acción en forma de movimientos de la mano y el dedo. Pero si algo los caracteriza, y esto es universal e inamovible e innegable, es la base de su uso.

Y, a ver. No, no es que le digamos a esa voz sintética qué queremos escribir o en dónde queremos entrar, ni que ella nos describa todo lo de la pantalla en plan «a ver tú, ciego; a la izquierda tienes el icono A», o «a la derecha tienes el icono B». Colocamos el dedo sobre la tecla y pulsamos, y entonces, y solo entonces, la voz sintética actúa y habla y nos textualiza qué letra hemos pulsado o qué palabra hemos escrito.

Con un dedo exploramos. Con dos toques de uno o más dedos, movemos o cerramos aplicación, escribimos una letra, abrimos enlaces… los comandos varían en función del sistema operativo del móvil que tengamos, que no es lo mismo IPhone que Android. (Mismamente, hay un comando muy divertido en APPLE que sirve para deshacer, y que consiste en agitar la móvil cual botella de batido). A la hora de escribir en el ordenador, en cambio, tiramos de mecanografía o de buena memoria para recordar la disposición de las teclas, que las teclas no vienen marcadas (sólo la F y la J) y el Lector de Pantalla nos dice qué letra hemos pulsado… una vez que la hemos pulsado.

Si nos desplazamos a la derecha, nos hablará y escucharemos el icono que tenemos a la derecha; si es arriba, hará lo mismo con el icono de ese lado… y así sucesivamente. En la medida en que nos vayamos moviendo sobre las áreas en pantalla, será la medida en la que el Lector nos irá informando de en qué icono nos hemos posicionado, para que podamos cliquear y entrar, usando en todo momento el teclado y sus comandos (adiós ratón).

¿Todos los documentos son accesibles a un Lector de Pantalla?

Pues más bien no. (Ay, ojalá). Todo dependerá del formato en que esté escrito. Después de todo, no es lo mismo un archivo .doc que uno .pdf o uno .Excel, y dentro de éstos últimos, hay simples y completos. (Cuanto más complejo y visualmente guay, por cierto, menos accesible para los Screen Readers; tenedlo en cuenta). Pasa lo mismo con las tablas. Deben estar organizadas de forma práctica, con las columnas y filas bien definidas.

Ya que estamos, os cuento que escanear un texto es volverlo inenarrable, porque por más texto que sea, al sintetizador de voz le estás diciendo que lo que tiene delante es un gráfico, al que tratará como imagen, por mucho formato .pdf que luego le quieras dar. Así que, si realmente quieres ser accesible, por favor, ¡evítalos!

Usando un Lector de Pantalla, ¿podemos distinguir si hay una pregunta o exclamación o algo entre paréntesis?

Sí, sí y sí… siempre y cuando se trate de un sintetizador bueno, de calidad. Cuando dentro del texto hay una pregunta, no pone tono de pregunta, aunque sí entona una subida de voz. Cuando hay una exclamación, no pone tono de exclamación, pero la entonación cambia (se vuelve más aguda). Cuando hay un paréntesis, nos dice «abre paréntesis» o «cierra paréntesis», aunque la verdad es que muchos desactivan esta opción cuando van a configurar el Lector de Pantalla (levanto la mano), porque resulta difícil, y pone un poco de los nervios, seguir el hilo del texto cuando a cada momento están interrumpiendo y diciendo guion, paréntesis, número de página, etc, etc.

¿Cómo sabemos cuándo hay un enlace?

¿O una tabla? ¿O un gráfico? ¿O un vídeo? El Lector de Pantalla que estemos usando nos avisará diciendo primero qué es lo que viene a continuación (un vídeo o link o gráfico o botón), y luego, ya sí, diciendo su título o contenido. En el caso de una tabla dice «inicio de tabla» y «final de tabla», cuando va a empezar y terminar, respectivamente, y entre medias nos chiva el contenido de la tabla. Pasa igual con las citas «inicio de cita, «final de cita», los vídeos «inicio de vídeo» y su título. Incluso chiva si a continuación viene un gráfico, por mucho que después no pueda trabajar con ellos.

Con un encabezado dice «encabezado», y el nombre o número que le hayan dado a dicho encabezado. Lo mismo pasa con los botones «botón publicar», «botón editar», botón negrita», botón cursiva»… y con los links; dice «enlace», seguido del título del enlace en cuestión. En este caso, por ejemplo: dirá:

«Enlace, El Lector de Pantalla: una voz a favor del Internet sin barreras».

¿Cuáles son los Lectores de Pantalla más usados?

Hoy en día existen tantos Lectores de Pantalla como sistemas operativos (o casi); claro que unos son más accesibles que otros, pues unos están más avanzados y han tenido más tiempo de perfeccionarse que otros. ¿Qué significa eso? que a la hora de verbalizar lo que hay en la pantalla, unos son más detallistas y específicos, siendo más accesibles según la cantidad de información que sean capaces de dar al usuario.

Antiguamente uno tenía que andar instalando el software en cuestión, aunque por suerte esos tiempos casi han quedado atrás, pues cada vez más los sistemas operativos traen por defecto su propio Lector de Pantalla. (Por supuesto, si quieres uno verdaderamente bueno para tu ordenador, como los que veremos más abajo, tienes que coger e instalarlo igualmente por tu cuenta). De hecho, lo nuevo en este campo de desarrollo de asistencia con voz son las webs que incluyen texto a voz, pero son eso, para las webs, no para escritorio. Muchos de los Lectores de Pantalla permiten, además, incluir una línea de braille táctil, lo que supone una gran ventaja a la hora de estudiar un idioma, por ejemplo, especialmente esos idiomas como el inglés o el francés donde la pronunciación no tiene nada que ver con cómo se escribe.

En todos estos Lectores de Pantalla es posible, además, configurar la velocidad a la que deseamos que vaya, elegir la cantidad de información que deseamos oír (signos), qué voz queremos, si masculina o femenina, seleccionar idioma, etc, etc.

¿Qué diferencia un Lector de Pantalla con otro?

Basta decir que la línea que los separa a todos se mide en términos de coste y calidad. Algunos son gratuitos, y otros son muy, muy caros. Algunos suenan muy robóticos y otros hasta pueden llegar a tener entonación.

No voy a entrar en detalles de cada uno (sería un caos y nos llevaría una semana solo leerlo, caray). De todas formas os dejo una lista para que os hagáis una idea del abanico de Lectores de Pantalla que existen hoy en día. Primero los más accesibles y completos (según mi experiencia, por supuesto).

Job Access With Speech.

O más conocido como JAWS, es el Lector de Pantalla líder por excelencia del sector de los Screen Readers desde su aparición estrella en 1982. ¡El Brad Pitt de las voces sintéticas! Pues es súper famoso y está muy bien reconocido. Reservado a usuarios de todas las versiones actuales de Windows, y promocionado por Freedom Scientific, puede decirse que es el Lector más popular (aunque eso no significa que todos lo prefieran) y el más frecuente entre las personas con discapacidad visual. En teoría es de pago (ejem, y mejor no digo más) pero ciertamente es muy eficiente y su entonación, si bien no es natural, no suena robótica, para nada.

¿Queréis saber un pequeño secretito…? Es el que uso yo con el ordenador, generalmente.

NonVisual Desktop Acces.

O NVDA para los amigos. Gratuito, y reservado solo a los usuarios de Windows, es un sintetizador rápido y sencillo, tanto en su arranque como en su uso y en percibir los efectos de sus comandos. Este Lector de Pantalla vale tanto a nivel de escritorio como a nivel de web, con más de 44 lenguas en su haber, y presume de tener la posibilidad de manejarlo con las funciones del mouse entre sus opciones.

¡Mi segunda opción para usar el ordenador, por cierto!

VoiceOver.

Es el Lector de Pantalla para macOS y iOS. ¿Lo bueno? que ya viene preinstalado, de modo que sea quien sea quien se compre un mac o iPhone puede activarlo o desactivarlo en cualquier momento. Su rendimiento es bueno, permitiendo una navegación fácil. ¿Lo mejor? Es un software muy comprensible, la verdad, incluso para aquellos que no están habituados al uso de estas voces sintéticas. ¿Lo interesante? que es el que tengo yo en mi móvil, ajá.

Y… hay más. Un puñado más.

Algunos otros de los Lectores de Pantalla más utilizados son:

BrowseAloud, disponible tanto para Windows como para Mac, está destinado específicamente a leer el contenido de las páginas web. CLiCk, un Speak Lector de Pantalla óptimo solo para Mozilla. Dolphin Hal, sintetizador de pago de Windows, con soporte para líneas braille y para magnificar letras e iconos con zoom para personas con resto visual. Orca, Lector de Pantalla y magnificador de pantalla para Linux, con un sistema de escritorio GNOME.

O TalkBack, el Lector de Pantalla gratuito para Android que se ejecuta en un segundo plano mientras reproduce textos con voz y sonidos extra y señales y feedback de vibración. También están el Narrador de Windows, ChromeVox y Chirpy, ShinePlus, MexVox, Virgo, WebAnywhere, Fire vox, GW Micro Window-Eyes.

¿Queréis más lluvia de voces sintéticas?

Los más curiosos e interesados podéis encontrar aquí una lista de las ventajas y desventajas de cada uno de estos software arriba mencionados. Entre tanto… ¿Alguna duda de última hora?

¿Algo que no hayáis entendido bien? ¿O quizá que queráis saber más en profundidad? ¡Anda! Haced como estos Lectores de Pantalla tan soplones…

¡Y chivádmelo en los comentarios!

5 Comments

  1. Muy interesante. Yo tengo una pregunta. Cuando vas a un restaurante y te dan una carta que no puedes leer…¿No te sientes frustrada?. No sé si la habrás pedido alguna vez., pero creo que son muy pocos los restaurantes que tienen su carta el braille.

    1. Crees… y crees bien. Pocos, muy pocos restaurantes lo tienen, ciertamente, y eih, estaría bien que empezasen a cambiar eso, xddd. Claro que convencerles de que transcriban su menú a braille es otra tarea…

    2. En mi país no conozco ningún restaurante que tenga la carta en braille. Si voy sola, trato de tener una idea aproximada de lo que quiero pedir (y otras opciones por si las moscas) de lo contrario me pongo de los nerbios cuando llega el camarero. esa persona no está ahí para leerme la carta, esperar a que decida y demás…
      Voy a ser muy feliz si algún día ponen carta en braille y puedo tomarme mi tiempo para elegir sin depender de otros

  2. El enlace de un canal, con el que has acompañado el artículo, se abre en nueva ventana, entonces no sabes dnde estás. Lo comento, porque es otra de las situaciones que se producen, cuando trabajamos con lectores.
    El texto es muy bueno, me encanta, como todos.

    1. Al abrir el enlace por defecto te tiene que leer la nueva página, chiqui. Pero si aun así tu lector no lo hace, basta con darle a actualizar pantalla, y listo!!!
      Pruébalo y ya me cuentas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *